Más contagios no ayudan a cambiar color del semáforo en Morelos

Para evitar brotes de COVID-19 entre familias o núcleos de trabajo se deben reforzar las medidas de sanidad y protección personal.

El secretario de Salud, Marco Cantú Cuevas, informó que del martes al miércoles se presentaron 61 casos nuevos de COVID-19, por lo que se acumulan dos mil 150 casos positivos, van 380 defunciones y 449 casos sospechosos, situación que no contribuye para lograr un cambio de color en el semáforo de nivel de riesgo.

Destacó el aumento en el número de casos, y aseguró que se debe al aumento de movilidad entre la población que se ha registrado desde el 1 de junio.

Recordó que cada municipio es autónomo y libre de tomar sus decisiones; sin embargo, si no se acatan las disposiciones y abren negocios que no pertenecen a actividades esenciales será responsabilidad de sus autoridades.

Dijo que las fronteras en cada localidad son jurídico-administrativas y políticas, pero el virus no los respeta, así que lo que haga un municipio podría impactar en todo el Estado.

Se hizo un llamado a reforzar las medidas de sanidad y de protección personal en aquellos establecimientos, empresas e instituciones que están laborando porque forman parte de actividades esenciales.

En los centros laborales deben dar seguimiento a las personas con las que han tenido contacto, así como seguir todas las indicaciones médicas.

«Sabemos de la difícil situación económica que existe en miles de familias, pero si los casos siguen aumentando tardaremos más tiempo para que los negocios no esenciales comiencen a abrir.”   Marco Cantú Cuevas, secretario de Salud de Morelos